¿Puedo usar una cuenta personal para administrar mi pequeña empresa?

Cuando tienes una idea de negocio y tomas la decisión de crear tu pequeña empresa, por lo general eres tú solo invirtiendo tu energía, tiempo y dinero. También es probable que tu empresa haya comenzado a operar desde casa y que, en consecuencia, tu vida laboral y personal haya empezado a mezclarse.

Como el área administrativa de tu negocio está en plena construcción, parece natural que utilices tu cuenta personal para mover el dinero de tu empresa. No obstante, pronto surge la pregunta sobre si está bien que uses tu cuenta personal para fines comerciales, o si debes abrir una cuenta comercial para tu pequeña empresa.

Si bien las cuentas personales presentan ventajas como su bajo costo, los propietarios de pequeños negocios que las usan para fines comerciales terminan generando otros problemas a mediano y largo plazo.

No obstante, veamos en qué casos puedes usar una cuenta personal para tu pequeña empresa, en cuáles no, y si es una opción conveniente para tu negocio.

¿Es obligatorio el uso de una cuenta comercial en mi pequeña empresa?

Las estadísticas dicen que el 77% de las pequeñas empresas financian sus inicios con recursos personales. Esto significa que casi tres de cada cuatro propietarios de negocios, potencialmente mezclan fondos comerciales y personales.

Ahora, si tienes una pequeña empresa, que necesites o no abrir una cuenta corriente comercial dependerá de la estructura legal de tu negocio.

En el caso de los propietarios únicos, no están obligados legalmente a usar una cuenta corriente comercial. No obstante, esto no significa que esta sea una opción recomendable para ellos. Incluso, muchos bancos establecen en sus términos y condiciones ciertas limitantes en el uso de las cuentas personales para transacciones comerciales.

Casos en los que debes abrir una cuenta bancaria comercial

Ahora, si tu pequeña empresa opera como una entidad legal distinta, una sociedad limitada (LLC) o una corporación, entonces estás legalmente obligado a separar las finanzas de tu empresa de tus finanzas personales. A pesar de que esto no significa que necesites una cuenta corriente comercial, lo más probable es que muchas entidades bancarias la requieran para las operaciones de tu pequeña empresa.

En suma, para responder a la pregunta de si es posible usar una cuenta personal para pequeñas empresas, debes considerar el tipo de estructura legal con la que estás trabajando: si se trata de una entidad legal separada, como una sociedad limitada (LLC) o una corporación, tendrás que abrir una cuenta comercial aparte. También necesitarás esta cuenta si operas bajo un nombre comercial (DBA).

¿Puedo usar una cuenta personal para mi negocio?

Solo en algunos casos puedes usar una cuenta personal para tu pequeña empresa. El problema es que no es conveniente en la mayoría de los casos. Por eso, la recomendación es utilizar una cuenta corriente comercial, tanto para evitar los inconvenientes a largo plazo como por los beneficios que ofrece.

Entretanto, así como existe obligación legal de abrir una cuenta comercial si tu empresa es una sociedad limitada, una corporación o si usa un nombre comercial, en los casos de empresas individuales o sociedades sin nombre comercial (DBA), no están legalmente obligados a abrir una cuenta bancaria comercial.

Ventajas de usar una cuenta corriente comercial

En caso de que optes por no abrir una cuenta comercial para tu negocio, estas son las situaciones que podrías experimentar:

  • Gastos excesivos
  • Desperdicio de oportunidades de crecimiento
  • Libros contables desorganizados
  • Información financiera inexacta
  • Declaraciones de impuestos incorrectas

En resumen, aunque no sea nada aconsejable, puedes usar una cuenta personal para administrar tu pequeña empresa. Ahora, es importante conocer las ventajas que te reporta una cuenta corriente comercial.

Simplificación de impuestos

Al mantener tus finanzas personales y comerciales claramente separadas, cuando llegue la temporada de declaración de impuestos podrás realizar el trámite de forma rápida y precisa.

Credibilidad

Usar una cuenta corriente comercial permite que tu negocio luzca más profesional y legítimo, lo cual generará mayor confianza en tus clientes.

Protege tu responsabilidad

Si tu empresa es una corporación o sociedad limitada, tus activos personales estarán debidamente protegidos si alguien intenta afectar tu negocio.

Ayuda en la evaluación del rendimiento

Mantener tus finanzas separadas te dará una idea clara del rendimiento del negocio. Esto es, tener una visión transparente de los ingresos y egresos de cada mes, algo crucial para la planificación y progreso de cualquier negocio.

Construye una relación de banca comercial

Al establecer y desarrollar tu negocio con una cuenta corriente comercial, abrirás la puerta para que las agencias de crédito creen un informe crediticio para tu empresa. Así, se te facilitará solicitar apalancamiento para tu negocio.

En conclusión, en algunos casos podrás usar tu cuenta personal para las transacciones de tu pequeña empresa, pero en la mayoría de los casos lo que le conviene a tu negocio es una cuenta corriente comercial.

comments
Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *