Monese: un sistema bancario innovador para particulares y empresas

Monese es el nombre de un neobanco británico cien por cien digital que ofrece la posibilidad de abrir en pocos minutos una cuenta corriente fácil de usar y completamente segura. Ofrece cuentas corrientes instantáneas a los residentes de la Eurozona. Aunque sus cuentas corrientes sólo pueden ser accedidas en línea, tienen el paquete completo que incluye servicios que se encuentran en una cuenta bancaria estándar.

¿Qué es Monese?

Comenzó a operar en el año 2015 en el Reino Unido, siendo la primera aplicación móvil que ofreció servicio de cuenta corriente en este país con unos requisitos mínimos.

Como todo banco fintech, Monese oferta un producto sencillo, transparente, innovador y libre de comisiones, lo cual resulta muy atractivo para los clientes hartos de las malas praxis que la banca tradicional ha llevado a cabo en los últimos años. De hecho, uno de los objetivos de Monese es facilitar el acceso a los servicios bancarios básicos del mayor número posible de personas, con independencia de su lugar de residencia o de su historial de crédito.

Monese no es un challenger bank y, por tanto, carece de licencia bancaria propia, aunque resulta igual de seguro que cualquier entidad bancaria. En este sentido, está registrado como empresa de dinero electrónico en la Financial Conduct Authority del Reino Unido (FCA).

Principales ventajas de Monese

Monese ofrece importantes ventajas a los autónomos y pequeñas medianas empresas, entre otras que su cuenta corriente no tiene comisiones de mantenimiento, lo cual supone una clara ventaja frente a la banca tradicional.

Otro de sus puntos fuertes es que permite crear cuentas corrientes tanto a los residentes europeos como a los no residentes, lo que abre las puertas a la cada vez más numerosa colonia emigrante que decide montar un negocio en Europa y precisa de una cuenta corriente con la que operar.

Monese destaca también por permitir realizar transferencias internacionales mucho más económicas que en cualquier otro banco. De hecho, tales transferencias son gratuitas si se emplea el euro como moneda, y hasta un 88% más baratas si se utiliza otra divisa. Este concreto particular hace que abrir una cuenta en Monese resulte muy atractivo para aquellos empresarios y autónomos que necesiten con frecuencia realizar pagos mediante este tipo de transferencias internacionales.

La aplicación es, por lo demás, muy sencilla y fácil de manejar, disponible tanto en el sistema Android como en iOS.

Cuenta para empresas en Monese

Monese ofrece a las empresas y autónomos la posibilidad de abrir una cuenta “2 por 1”, esto es una cuenta Monese Empresas que facilite la realización de todas aquellas gestiones financieras relacionadas con la actividad empresarial (ingresos, pagos, transferencias, etcétera), y que sea al propio tiempo una cuenta Monese Plus para las gestiones personales del usuario.

Con todas las ventajas de la aplicación Monese, esta cuenta combinada permite separar las finanzas relativas a la empresa en sí y las puramente personales, gestionando ambas desde un solo sitio. Lo único que hay que pagar por esta magnífica cuenta de Monese es una mínima cuota mensual de 9’95 £

La cuenta para empresas permite a su usuario cualquier gestión desde la aplicación móvil, se esté donde se esté: efectuar ingresos en metálico o por transferencia, gestionar las finanzas, bloquear y desbloquear la tarjeta de débito en tiempo real, realizar y domiciliar pagos, emitir trasferencias internacionales (a coste muy reducido), y todo ello sin comisiones ocultas. Actualmente la cuenta para empresas debe ser abierta en libras esterlinas, aunque está previsto que próximamente pueda abrirse también en euros.

Esta cuenta para empresas está disponible en diez idiomas: inglés, español, francés, alemán, italiano, portugués, búlgaro, polaco, rumano y checo. Incluye, además, una tarjeta de débito contactless Mastercard, totalmente gratuita y compatible dentro de la aplicación con transacciones inteligentes en tiempo real.

La cuenta para empresas de Monese es completamente segura, ya que el dinero no solo está protegido por la regulación de la Financial Conduct Authority del Reino Unido, sino también por medidas de seguridad muy efectivas, tales como el backend encriptado y el desbloqueo biométrico.

¿Cómo abrir una cuenta en Monese?

Monese no pone impedimento alguno para aquellos que estén interesados en abrir una cuenta a través de su aplicación. Puede, además, abrirse desde cualquier país, ya que no se solicita comprobante de domicilio para verificar la residencia. Tampoco se realizan comprobaciones de historial crediticio. Esto lo convierte en un producto ideal para aquellos empresarios a los que malas experiencias en anteriores negocios dificulten el acceso a las entidades financieras tradicionales.

El procedimiento para abrir una cuenta en este neobanco es muy rápido y sencillo. Se exige ser mayor de 18 años y facilitar un número de teléfono móvil, al que Monese enviará un link para descargar la aplicación. Una vez descargada esta hay que rellenar un sencillo formulario, sacarse una foto con el móvil y enviarla, junto con copia de un documento de identidad emitido en cualquier país. La propia tecnología de la aplicación de Monese verificará la identidad del usuario. A continuación, en cuestión de minutos, enviarán al cliente los datos de la cuenta, que desde ese momento estará ya operativa.

Una vez se dispone de una cuenta personal en Monese, es posible ya abrir asimismo una cuenta Monese para empresas. Se exige para ello que la empresa en cuestión esté registrada como tal en el Registro Mercantil del Reino Unido.

Otros aspectos a tener en consideración

La cuenta para empresas de Monese admite un saldo máximo de 50.000 libras esterlinas, que puede ser aumentado a 100.000 libras si se contrata la cuenta Monese Plus.

Las tarjetas de débito de prepago facilitadas por Monese son emitidas conforme a su licencia de Mastercard. Una vez activada cada una de estas tarjetas, el usuario tendrá acceso a su código PIN a través de la aplicación de Monese, pudiendo usarse en cualquier tienda comercial, a través de internet o incluso por teléfono, así como para retirar dinero en efectivo en cualquier cajero automático, de acuerdo con las condiciones establecidas en el tipo de cuenta contratada.

El cliente podrá cancelar en cualquier momento su cuenta y tarjetas de Monese a través del servicio de atención al cliente de la propia aplicación o enviando un correo electrónico a la dirección clousures@monese.com. El saldo disponible podrá transferirlo a otra cuenta por transferencia SEPA antes de proceder a dicha cancelación.

Puede concluirse diciendo que, en lo que se refiere a banca móvil y online, Monese se ha convertido en toda una referencia dentro de la eurozona en los últimos años, gracias a su versatilidad, comodidad de uso, económicas tarifas y multitud de facilidades que otorga a sus usuarios.

comments
Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *