Todo lo que necesitas saber sobre el seguro de negocios

El seguro comercial te protege de graves pérdidas financieras. Cuando se inicia un negocio, debe plantearse la cuestión del seguro, no importa si son dueños de una empresa, autónomos, socios de una compañía o empleadores ocasionales. Ahora bien, tal vez te preguntes: ¿Es obligatorio contratar un seguro de negocios? ¿Vale la pena hacerlo? ¿Qué coberturas ofrecen las aseguradoras? ¿Cuánto me costará? Sigue leyendo para obtener respuestas.

¿Es obligatorio el seguro comercial?

Dependiendo del servicio que se brinda, el sector y el convenio colectivo celebrado con los empleados, la ley exige asegurarse contra ciertos riesgos.


Los empresarios que tiene personal a su cargo deberán contar con un seguro de accidentes. Asimismo, para desarrollar una actividad que enfrenta a las partes implicadas a una posible reclamación por parte de un particular, es necesario contratar una póliza de responsabilidad civil.


Las compañías que pertenecen al ramo de la construcción deben ofrecer una garantía de diez años contra cualquier defecto o daño que sufra un edificio construido por la misma. En este caso, lo indicado es adquirir un seguro decenal. Y es indispensable asegurar los vehículos que se utilizan en actividades propias de la empresa.


Ahora bien, otras pólizas no son de carácter obligatorio, pero sí muy convenientes. Tal es el caso de las modalidades multirriesgo, que ofrecen protección para locales u oficinas en caso de siniestros. Por otro lado, deberías cerciorarte de que el propietario posee esta clase de seguro si alquilas un inmueble para tu negocio.

¿Por qué contratar un seguro de negocios?

Tienes buenas razones para asegurar tu negocio. Hablemos de las nueve más importantes.


No tendrás problemas al alquilar un espacio comercial. Muchos propietarios solicitan que sus potenciales inquilinos cuenten con un seguro de responsabilidad civil general antes de cerrar el contrato de alquiler. Esto es especialmente cierto en el caso de los locales que están en ubicaciones privilegiadas.


Conseguirás más y mejores clientes. Las grandes firmas, aquellas que buscan colaboraciones a largo plazo, a menudo esperan que sus proveedores tengan un seguro que libre a la compañía de gastos en caso de que ocurra un error u omisión.


Serás capaz cubrir tus facturas legales. Un accidente por parte de un cliente o un empleado puede desembocar en una costosa demanda. Cuando esto ocurra, la aseguradora absorberá la mayor parte de los gastos.


Podrás recuperarte rápidamente después de un siniestro o desastre natural. Una buena manera de prepararse ante un huracán, tornado, terremoto, incendio, acto vandálico o robo consiste en adquirir un seguro que te ayude para cubrir los daños materiales en el patrimonio de tu empresa y los gastos de los días subsiguientes. Así podrás retomar el rumbo cuanto antes.


Estarás listo para actuar después de un ataque cibernético. Los robos de información y retiros ilegales de dinero por parte de piratas informáticos son cada vez más comunes, y afectan a empresas grandes y pequeñas por igual. Qué bueno que las aseguradoras ofrezcan coberturas para apoyar la respuesta y recuperación ante este incidente.


Estarás protegido de accidentes vehiculares. Si cuentas con la póliza correspondiente, los vehículos a nombre de tu empresa y quienes viajan en ellos estarán protegidos contra daños y responsabilidades, como ocurre con cualquier particular que tiene un seguro personal de automóviles.


Pagarás menos impuestos. Al igual que otros gastos de tu negocio, el seguro comercial es deducible de impuestos.


Cumplirás con la ley. Pagar una multa, perder un contrato público o ser sancionado civil o penalmente por no tener la cobertura exigida por las autoridades puede salir mucho más caro que cubrir el precio de un seguro.


Retendrás a tus empleados. Además de un salario justo y un buen ambiente laboral, lo que más valoran los trabajadores de una empresa son las prestaciones. Si contratas un paquete que incluya seguro de vida, de gastos médicos, de discapacidad y de jubilación te ganarás la lealtad de tu personal. Los empleados felices suelen trabajar más duro y tienen un mayor sentido de compromiso. En resumen, todos salen ganando.

¿Qué cubre un seguro comercial?

Seguramente ya te has dado percatado de que las aseguradoras ofrecen diversos tipos de coberturas. Conoce más a fondo las características de los principales seguros para autónomos, pymes y compañías.


Accidentes. Cubre los gastos que se derivan de percances sufridos por los empleados en el cumplimiento de sus labores. Incluye la indemnización por incapacidad temporal, cese de actividad, invalidez permanente y fallecimiento.


Responsabilidad Civil. Abarca el pago de los daños que la empresa pueda provocar durante el desempeño de sus labores. Por ejemplo, un cliente podría sufrir un accidente dentro de las instalaciones de tu negocio.


Multirriesgo. Como su nombre lo indica, protege a tu negocio contra múltiples situaciones. Esto comprende los daños estructurales en el inmueble, el mobiliario, la maquinaria y la mercancía provocados por las fuerzas de la naturaleza, los siniestros y por terceras personas.


De gastos médicos. Provee los recursos necesarios para que los empleados y autónomos puedan tener acceso a asistencia sanitaria. Dependiendo de la cobertura, los beneficiarios pueden tener derecho a revisiones médicas, medicamentos, exámenes y cirugías sin costo alguno.

¿Cuánto cuesta un seguro de negocios?

El costo de una póliza comercial está sujeto a factores como la modalidad de pago elegida, la franquicia seleccionada, la cantidad de empleados, el tamaño del espacio comercial, el nivel de riesgo de la actividad laboral, y desde luego, las tarifas de la aseguradora contratada.


Con tantas variables involucradas, no es posible hablar de un precio específico. Por ejemplo, el precio para las empresas de los seguros multirriesgo en España oscila entre los 300 y 400 euros mensuales. En lo que respecta a los autónomos, las primas pueden ser mucho más bajas. Una póliza de indemnización podría tener un costo menos a 10 euros.


Hay un seguro de negocios a tu medida. Conoce tus opciones y elige el que más te conviene.

comments
Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *