Un agente hipotecario para su préstamo comercial

El agente o corredor hipotecario es una figura que actúa como intermediario entre una entidad bancaria y un particular o empresa que desee solicitar un préstamo. Normalmente no se recurre a ellos por los costes asociados que tienen, sin embargo, nos pueden hacer ahorrar mucho dinero y sobre todo tiempo. Estos agentes hipotecarios conocen a fondo determinados productos bancarios y, como expertos en préstamos comerciales, son de gran ayuda a la hora de escoger el préstamo que más nos conviene. Su meta es ofrecernos la mejor alternativa de préstamo comercial. Para ello estudia nuestra situación y fluidez económica, así como nuestras necesidades comerciales, con el fin de poder escoger los préstamos que más se adaptan a los resultados de análisis. Estos corredores no mantienen ninguna vinculación laboral con las entidades financieras y, así, pueden proporcionarnos libremente el servicio más acorde a nuestros intereses.

¿Cómo escoger el agente hipotecario perfecto? Debe cumplir tres requisitos básicos. El primero es ser libre, es decir, no estar trabajando para entidades financieras como se acaba de mencionar, ya que de esta forma nos podrían ofrecer un producto bancario más caro que el que realmente nos correspondería. El segundo es que debe estar registrado en esta profesión y, el tercero, es que debe trabajar como agente legalmente.

Funciones de un corredor hipotecario

Un corredor realizará un análisis de todas las variables económicas de nuestro comercio o empresa. Evaluará el estado actual de nuestro gastos e ingresos, realizará informes de créditos, comprobará la marcha de la actividad laboral, nos ayudará con los trámites burocráticos obligatorios, tales como el de la solicitud del préstamo y, al tener relaciones con varias entidades, nos pueden proporcionar interesantes servicios de préstamo.

El objetivo de su estudio es poder escoger el préstamo comercial que más se adapte a nuestras necesidades. Y, solo cuando consigas la financiación deseada, el agente hipotecario cobrará su comisión, la cual puede variar en función de cada uno. Esto significa que solo si nosotros firmamos el contrato de préstamo obtendrá beneficios, así, el corredor será el primer interesado en ofrecerte las mejores opciones.

La ley 2/2009, 31 de marzo, es la encargada de regular los servicios de estos intermediarios o mediadores. Sus tareas de asesoramiento nos pueden ayudar a conseguir un importante ahorro en el préstamo. De hecho, son muchos los particulares y empresarios que no son capaces de negociar eficazmente con una entidad bancaria y terminan escogiendo un producto más caro de lo que les correspondería, cosa que evitarían con la contratación de un corredor.

Pros y contras de usar un corredor

Contratar a un corredor presenta tanto ventajas como algunos inconvenientes. Se debe escoger a uno competente para que nos ayude a buscar el mejor préstamo, y su actividad económica siempre debe ser legal. Asimismo, deben darnos como mínimo tres ofertas de préstamo para seleccionar nosotros mismos cuál es el que más se adecua a lo que buscamos.

Ventajas de contratar a un agente hipotecario

  • Mejores condiciones de préstamo: está capacitado para encontrar el préstamo más adecuado a nuestros intereses.
  • Ahorro de tiempo: nos evita tener que movernos para encontrar la mejor opción para nosotros.
  • Solo cobrará si aceptamos el préstamo: no deben cobrar por sus servicios si finalmente no te interesa el préstamo que te proporciona.
  • Realiza análisis económicos: lo cual ayudará a escoger el tipo de financiamiento más adecuado a lo que buscas.
  • Agiliza los trámites burocráticos: gracias a sus conocimientos en transacciones nos puede ayudar a agilizar la solicitud de préstamo.

Desventajas de contratar a un agente hipotecario

  • El coste del agente hipotecario: aunque a la larga salga económico, a corto plazo no lo parece tanto, y el agente puede cobrarnos hasta un 5% del coste total de la hipoteca. Así, este inconveniente debe estar claro antes de aceptar el préstamo.
  • Riesgo económico: los corredores pueden obtener préstamos para personas y empresas que no tienen incluso estabilidad económica, el problema surge cuando el solicitante no es capaz de devolver el coste del préstamo.

¿En qué casos compensa contratar a un corredor?

Si tenemos un desconocimiento del lenguaje bancario es un buen motivo para solicitar los servicios de un agente hipotecario. También si no disponemos de tiempo o si nos cuesta comprender los términos y condiciones de los préstamos. Además, sería necesario contactar con un corredor cuando buscamos una financiación superior a la que nos ofrecen las entidades bancarias, pues este intermediario nos pondrá en bandeja las posibilidades más factibles a nuestras características. Por supuesto, se debería tener presente la tasa del corredor antes de aceptar un préstamo con él.

Por otra parte, los agentes hipotecarios tienen la obligación de ser transparentes en su comisión, así como en el coste total del préstamo comercial, que oscila entre el 1 y el 5% del total del préstamo. Para finalizar, y resumiendo, los dos motivos principales para optar por un corredor son la escasez de tiempo, ya que no todo el mundo puede permitirse dedicarle tantos días a buscar la mejor opción de préstamo, y quienes necesiten una financiación mayor al 80% y que no dispongan de ahorros mínimos para su aceptación.

comments
Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *