Todo lo que tienes que saber para abrir una cuenta de banco online

En los últimos años, la banca online se ha convertido en un sector que no deja de crecer. No nos referimos solamente a cómo los grandes bancos se han transformado para ofrecer cada vez más servicios en Internet, sino a entidades que operan única y exclusivamente a través de portales web sin tener presencia física. Aquí vamos a tratar de aclarar los pasos para abrir una cuenta en este tipo de entidades y, además, trataremos brevemente las ventajas que ofrecen los productos financieros de estos bancos.

¿Por qué elegir un banco online?

Ante el auge del sector, lo lógico es que no sean pocos los consumidores que se están planteando cuáles son las ventajas de confiar los ahorros o el depósito de dinero que utilizamos a diario en bancos que operan solo a través de Internet.

Una vez que el mercado ha roto con el prejuicio de tener que contar con una persona física que nos atienda para cada operación que tenemos que realizar, algo en lo que ha influido la forma que tenemos de relacionarnos con el comercio online y otros servicios ofrecidos en Internet, lo cierto es que las ventajas son numerosas.

Por ejemplo, buena parte de las cuentas que ofrecen estos neobancos están completamente libres de comisiones. Entidades como Openbank, por ejemplo, disponen de productos de este tipo que no cobran en absoluto ni por abrir la cuenta, ni por mantenerla ni por las tarjetas convencionales que estén vinculadas a ella, especialmente las de débito.

No es un ahorro sin importancia el que se produce aquí, y es que hay cuentas corrientes que pueden llegar a soportar gravámenes en concepto de comisiones que superen con creces los 100 euros anuales.

Pero aún hay más ventajas. Sin ir más lejos, estos bancos han optimizado su funcionamiento en la red. A través de aplicaciones móviles y de páginas web muy bien diseñadas, el usuario de sus servicios no tiene que acercarse en absoluto a una oficina para conseguir todo lo que desee.

Además, su cartera se ha diversificado tremendamente. Ahora, un banco online puede contar con hipotecas, productos de inversión y muchos más productos. Todo ello manteniendo su carácter online sin necesidad de montar ningún tipo de sucursal física.

Lo dicho anteriormente lleva a una última ventaja de estos bancos: su servicio al cliente. Aunque operen de forma online, siempre hay asesores con los que poder conversar por teléfono e incluso a través de chats, por lo que la resolución de problemas se lleva a cabo de la forma más sencilla y cómoda que el usuario pueda imaginar.

Abrir una cuenta en línea es muy fácil

Cada banco es un mundo y puede exigir al usuario que dé una serie de pasos concretos para abrir una cuenta con la que poder emplear sus servicios. Con todo, lo cierto es que hay algunos pasos que son comunes a todas.

Antes de meternos con ello, no está de más apuntar a las diferencias que hay con la banca tradicional. En esta tendrás que reunirte con el asesor de la entidad, pactar las condiciones que más te interesan y llevar toda la documentación que acredite que tu estado financiero y crediticio es el adecuado para que el banco pueda confiar en darte una cuenta.

Buena parte de los expuesto antes se repite también en las cuentas de banco online. En estas deberás estar libre de problemas con otras entidades y demostrar que no formas parte de ningún fichero de morosos. También habrá que aportar una serie de documentos como el DNI y otros similares que permitan al banco online identificarte sin problemas.

Eso sí, lo que el usuario final se ahorra eligiendo una cuenta online no es más que las visitas repetidas a la oficina del banco. Este ahorro de tiempo se produce porque la información que requiere la entidad es enviada de forma telemática y porque la entrega de los productos asociados a la cuenta, véase las tarjetas de crédito o débito, se hace mediante envío por correo.

En resumen, optar por la banca online es hoy sinónimo de agilidad y de eficiencia. Es fácil operar a través de estas entidades y es muy cómodo abrir una cuenta en alguna de ellas, algo que explica que incluso los bancos tradicionales estén apostando cada vez más por sus canales online en lugar de seguir trabajando como siempre lo han hecho. Sin duda, la banca online supone el futuro del sector financiero.

comments
Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *