¿Qué cuenta bancaria comercial es la mejor para una Sociedad Civil?

La Sociedad Civil es un contrato celebrado entre dos o más personas que emprenden en conjunto una actividad lucrativa. La contribución de los socios puede consistir en trabajo, bienes o dinero. Este tipo de colaboración no requiere de una inversión inicial. A partir del 1 de enero de 2016, las sociedades civiles están obligadas a tributar en el Impuesto de Sociedades. Las que se dedican exclusivamente a actividades agrarias, forestales, mineras y profesionales quedan exentas de esta obligación. Pero en este artículo nos enfocaremos en el resto de las sociedades, es decir, las que tienen objeto mercantil, y estudiar las mejores opciones bancarias para gestionar su cuenta.

¿Qué características debe tener la cuenta de una Sociedad Civil?

Puesto que las sociedades civiles no tienen personalidad jurídica, sus socios no están obligados a abrir una cuenta de negocios. Sin embargo, existen ventajas de hacer esto, como veremos en el siguiente apartado.

Aunque cada socio posea su propia cuenta personal, deberían abrir una que se use exclusivamente para las actividades de la Sociedad Civil. Esto es especialmente importantes si tomamos en cuenta que la autoliquidación se realizará de acuerdo con las ganancias y los gastos que se hayan tenido en conjunto.

La cuenta corriente que elijas para la Sociedad Civil debe estar a nombre de varios titulares, en este caso, los socios. Para ello, tienes dos opciones. La primera es abrir una cuenta indistinta, que permite disponer del dinero con la firma de un solo titular. La otra es optar por una mancomunada, en la que se necesita la firma de todos los implicados para efectuar un retiro.

Ventajas de las cuentas de negocios para sociedades civiles

Las cuentas de negocios admiten la posibilidad de que varias personas sean sus titulares, lo que las convierte en la opción ideal para las sociedades civiles. Abrir una te dará acceso, a ti y a tus socios, a los servicios bancarios de los que disfruta una empresa. Y dependiendo del plan contratado, podrías contar con una línea de crédito.

La cuentas de negocios de cada banco tienen prestaciones distintas. Pero en general, comparten estos beneficios.

  • Comisiones de mantenimiento inexistentes.
  • Transferencias nacionales e internacionales sin costo si no se alcanza un límite de cincuenta mil euros (en algunos bancos, las transferencias gratuitas son ilimitadas).
  • Emisión gratuita de tarjetas de débito y de crédito para todos los socios.
  • Bonificaciones por domiciliar las facturas en la entidad donde se tiene la cuenta.
  • Descuentos en gastos de alimentación, salud y viajes.
  • Mayores facilidades en la obtención de un crédito para el negocio.
  • Asesoría personal en asuntos jurídicos y fiscales.
  • Acceso a los servicios de la banca digital.

¿Qué se requiere para abrir una cuenta de negocios para una Sociedad Civil?

A fin de abrir una cuenta de negocios para una Sociedad Civil, todos los socios deberán presentarse en la sucursal bancaria con un documento de identificación oficial. Además, tienen que cumplir con los siguientes requisitos:

  • Presentar documento de constitución de la Sociedad Civil.
  • Comprometerse a recibir ingresos en la cuenta cada mes, mantener una saldo promedio mínimo y, en algunos casos, realizar un mínimo de compras con la tarjeta de débito asociada.
  • Domiciliar los pagos efectuados a la Seguridad Social.

¿Cuál es la mejor cuenta de negocios para la Sociedad Civil

Si tienes un establecimiento que vende productos al cliente final o una tienda que opera en línea, entonces deberás determinar a cuánto ascienden las comisiones por el uso de un datáfono o de un TPV virtual. Algunos bancos cobran un porcentaje o tarifa por cada venta efectuada. Otros brindan este servicio a cambio de un pago fijo mensual, siempre que no excedas el límite máximo de facturación.

Al mismo tiempo, es buena idea investigar si la entidad bancaria cuenta con servicios adaptados a tu tipo de negocio. ¿Perteneces al sector hostelero? Tal vez te interese un sistema TPV especialmente diseñados para este campo. También hay aplicaciones de la banca móvil que te ayudan a cumplir con tus obligaciones fiscales.

Además de abrir una cuenta bancaria, es muy importante contratar un seguro para proteger tu negocio. Así evitarás gastos mayores en caso de imprevistos. Los bancos ofrecen pólizas de accidentes, de gastos médicos, de Responsabilidad Civil y de multirriesgos. Considera bien tus opciones.

Y si tu trabajo implica hacer tratos comerciales con clientes o proveedores de otros países, un producto bancario que cobre tarifas reducidas en operaciones internacionales o que ofrezca un buen seguro de viajero sería una buena opción.

En conclusión, tener claro cuáles son tus necesidades y presupuesto es vital para encontrar la cuenta de negocios que más te conviene.

comments
Dejar una respuesta