¿Cómo elegir un banco para su negocio?

Uno de los temas que más preocupan a los emprendedores españoles es la elección del banco para su negocio. Actualmente, existen bancos que brindan plataformas fabulosas que se adaptan a los requerimientos de empresas, pymes y autónomos. Son plataformas novedosas que procuran facilitar el trabajo de los usuarios y aumentar su productividad. También es necesario destacar que dependiendo del tipo de negocio, y número de transacciones que realice, las comisiones por servicios pueden ser altas. Gastos como mantenimiento de cuenta, intereses por préstamos, comisiones por pagos y comisiones por transferencias pueden ser significativos y representar un problema para tus utilidades. Por tal motivo, es necesario decantarse por la opción más ventajosa, dinámica y confiable para tu modelo de negocio.

¿Qué tener en cuenta al abrir una cuenta comercial?

La facilidad para acceder a tu dinero, visualizar movimientos y realizar operaciones es uno de los aspectos fundamentales al abrir una cuenta para tu negocio. Las instituciones bancarias en línea, también conocidas como neobancos, apuestan a plataformas amigables, fáciles de manipular y con información dinámica sobre movimientos y fondos disponibles. Los neobancos más populares en la actualidad son el alemán N26, el británico Revolut y el español Bnext. Estas son instituciones financieras que han crecido de forma acelerada y cuentan con una gran aceptación por parte del público, siendo una situación que ha obligado a las grandes instituciones bancarias tradicionales a poner en práctica nuevas marcas o servicios que se adapten a los requerimientos de los usuarios. Durante los últimos años, han surgido marcas móviles interesantes como Imaginbank, promovida por CaixaBank, y Atom, un banco móvil que cuenta con el respaldo de BBVA.

Otro aspecto fundamental son los gastos administrativos, ya que es importante conocer cuanto cobrarán las instituciones por sus servicios. Por ejemplo, la Cuenta Expansión Negocios de Banco Sabadell y Cuenta Negocios BBVA, ofrecen mantenimiento gratuito de sus cuentas, solo hay que cumplir con ciertos requisitos de depósitos y transacciones mensuales. En cambio, la cuenta comercial en línea Standard Empresas de Qonto, tiene un coste mensual de 29 €, pero ofrece magníficos servicios y funciones para autónomos.

Además, sus necesidades no serán las mismas de acuerdo a la estructura de su negocio. Usted debe considerar las diferencias en la gestión de la cuenta dependiendo de si usted es un Autonomo, una Sociedad Anonima, Sociedad Limitada, una Sociedad Civil, o un Sociedad Cooperativa, 

Soy autónomo, ¿cuál es el tipo de banco que necesito?

En España existen más de una docena de formas legales para registrar tu negocio. Sin embargo, si tu negocio depende de tu intelecto, conocimientos propios y habilidades individuales, la opción más acertada es registrar tu negocio bajo una figura de empresario individual o emprendedor de responsabilidad limitada. Ambas modalidades están diseñadas para profesionales autónomos. En la mayoría de autónomos, el flujo de transacciones es moderado y no es comparable con el que pueda representar una empresa con una cartera de clientes significativa. Esta característica incide en promociones populares como mantenimiento gratuito de cuenta, la cual en la mayoría de casos exigen más de 20 depósitos mensuales.

Para los autónomos que inician con su negocio es recomendable optar por cuentas comerciales en línea, ya que brindan flexibilidad en relación con el número de depósitos mensuales como también con los costos por transacciones y servicios. Además, los bancos que operan de forma 100 % digital están abiertos totalmente a transacciones y transferencias internacionales, es una magnífica opción para emprendedores que desean aventurarse en mercados extranjeros. Los autónomos que ya cuentan con gran trayectoria en el mercado, y sus movimientos bancarios son numerosos, es recomendable combinar cuentas en bancos tradicionales con cuentas en bancos en línea. De esta manera, contará con la solidez de un banco tradicional y la versatilidad de un banco en línea.

Tengo una pyme, ¿qué banco debo elegir?

Las pymes en España crecen de forma acelerada. Cada año cientos de pymes son lanzadas al mercado y solo las que se adaptan a los requerimientos de este público exigente son las que prevalecen y se mantienen estables durante los próximos años. ¿Pero qué demanda el público español? En realidad solo desean simplicidad en cada uno de los procedimientos. Por tanto, una pequeña o mediana empresa que cuente con una cuenta comercial donde se pueda transferir con pocos clics, y desde cualquier dispositivo inteligente, tendrá una gran ventaja frente a otros negocios que aún cuentan con pagos por cheques o tarjetas de débito. El público español ya no desea llevar consigo billeteras o chequeras, todo desean hacerlo desde su teléfono inteligente.

Para las pymes es recomendable decantarse por bancos tradicionales que inspiren confianza y que además provean aplicaciones móviles que permitan hacer cualquier operación en segundos. Incluso, es ideal combinar este tipo de cuenta comercial con productos comerciales proporcionados por los neobancos. Estas instituciones financieras en línea permiten realizar y recibir transferencias desde cualquier parte del mundo. Incluso, las transferencias efectuadas desde los países miembros de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA) serán recibidos en pocos minutos.

La mejor opción en cuentas comerciales para empresas

Las empresas demandan una mayor variedad de servicios, pero además necesitan concentrar su dinero en instituciones financieras que premien y ofrezcan reciprocidad por su lealtad con la institución. En tal sentido, para una empresa es importante contar con el respaldo de la banca tradicional en el momento de requerir créditos y financiamiento para el crecimiento del modelo de negocio. Además, los bancos tradicionales brindan servicios especiales como contratación de pólizas de seguros, pagos de impuestos, terminales de punto de venta (TPV) y demás servicios vitales para el negocio. La primera opción para una empresa, al momento de decantarse por un tipo de banco, debe ser un banco tradicional. Incluso, sería ideal si este tipo de banco tradicional contase con aplicaciones que permitan al usuario manejar su cuenta de forma online.

De igual manera, no estaría de más que posteriormente la empresa decida complementar sus cuentas comerciales con otras opciones proporcionadas por neobancos u otras instituciones financieras en línea. Para una empresa sería sensacional contar con todo tipo de instrumentos financieros, los cuales le permitan realizar transacciones con clientes y proveedores de forma rápida y sencilla. Una empresa puede animarse a tener una cuenta comercial en un banco tradicional y además disponer de opciones fabulosas como N26 y Bnext.

Para ayudarle, consulte nuestro ranking de las 10 mejores cuentas corrientes para pequeñas empresas.

comments
Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *